Tipos de folletos

Dentro de la categoría "folletos" se incluyen distintos tipos: volantes o flyers, dípticos y trípticos. ¿Cuál elegir? Los tres tienen rasgos diferenciales y funciones específicas, y por ello lo más indicado es contar con un sistema completo de folletería, dado que los tres tipos se complementan a la perfección. De todos modos, una vez que Ud. se informe sobre las características de cada folleto podrá decidir cuál se adapta mejor a las necesidades actuales de su empresa.

1) Volantes o flyers

Para la promoción masiva de una empresa, de sus productos y servicios, nada mejor que realizar una gran campaña de volantes o flyers. Pero, ¿qué es un volante? Es un cuadrado o rectángulo de papel impreso en simple o doble faz, en el que una empresa difunde de modo sintético sus productos, servicios, precios, ofertas e información de contacto. Por lo general un volante tiene la medida de un cuarto o media hoja carta, aunque en algunos casos especiales se realizan en una hoja carta entera.

El volante está pensado para tener una vida útil relativamente breve, por ello lleva en inglés el nombre de "flyer", "volador". Es una pieza masiva e inmediata que busca promocionar una determinada oferta y busca que la gente consuma rápidamente. Para reducir costos y poder realizar tiradas grandes, los volantes se imprimen en papel económico, tal como el papel obra, de poca duración. En caso de lanzamientos de productos o de reformas dentro de una empresa se suelen imprimir volantes en cartulinas, para provocar un mayor impacto. En cuanto a la elección cromática, actualmente se diseñan e imprimen flyers a cuatro colores porque se obtienen piezas más llamativas de modo accesible. De todos modos, si se desea abaratar aún más los costos, es posible imprimir volantes en blanco y negro, que tendrán buen resultado si cuentan con un diseño de calidad. Los volantes se distribuyen en puntos claves de la vía pública, en mano. Son piezas accesibles también en el diseño, dado su tamaño y caras.

2) Dípticos

Tal como lo indica la palabra "díptico", se trata de un folleto de dos partes, es decir, obtenido al plegar una hoja en dos. Así, cuenta con cuatro paneles, dos internos y dos externos, en los que se distribuye la información fundamental sobre una compañía: introducción, filosofía corporativa, tipos de productos y servicios, y todo lo referente a los datos de contacto. La función principal de los dípticos es presentar una empresa ante el público y las demás compañías. De todos modos, también suelen emplearse como pequeños catálogos de productos, con imágenes y precios para realizar compras, así como también en algunos casos especiales los dípticos más grandes se diseñan como carpetas de presentación para incluir otros folletos dentro.

Un díptico convencional se realiza con una hoja carta y por ende cada panel mide 5.5’’ x 8.5’’. También se realizan dípticos especiales en hoja carta doble, con caras de 8.5’’ x 11’’. Para imprimir dípticos se emplean papeles resistentes y atractivos: cartulina o papel ilustración grueso, ya sea brillante o mate. De este modo se obtienen piezas de calidad estética y de gran durabilidad para las múltiples consultas de los clientes. Se realizan tiradas limitadas, por sus costos más altos, y se distribuyen especialmente en encuentros comerciales.

3) Trípticos

Como lo indica nuevamente el término, "tríptico", se trata de un folleto de tres partes, resultado de dos pliegues de una hoja. Consta de seis paneles, tres interiores y tres exteriores en el que se dispone la información principal de una compañía. Su rol básico es dar a conocer una empresa, detallando todo lo referente a su producción y a su filosofía corporativa. Aún cuando hay muchas variantes en el diseño de trípticos, el tamaño tradicional de un tríptico es el de una hoja carta (con paneles de 3.67’’ x 8.5’’). Se realizan también trípticos grandes, realizados con hojas doble o triple carta. Estos folletos se distribuyen en shows comerciales, en expositores de locales o a través de listas de correo.

Los trípticos se imprimen generalmente en papel ilustración, brillante o mate, dado que es un tipo de papel muy atractivo y suave, además de resistente. Para folletos más económicos se emplea papel offset sin acabado y grueso. Siempre es importante emplear buenos papeles y tintas para que el diseño de los trípticos se luzca plenamente en la pieza final. En cuanto a los colores, lo más frecuente es emplear toda la gama cromática, dado que actualmente la impresión a todo color es accesible y realmente hace de los folletos piezas muy llamativas.


Visita nuestras páginas amigas

http://www.brochure-agency.com

brochure

brochure design estimates

http://www.brochuredesigner.org

http://www.trifold-brochures.com


Diseño web por Log Technology